MoonClerk, FastSpring, Recurly sistemas de pagos recurrentes sencillos

Si tienes un negocio en el que necesitas que tus clientes te hagan un pago de manera y no quieres complicarte mucho la vida desarrollando una pasarela de pago, es posible que esta startup MoonClerk pueda ayudarte. Se apoya en el sistema de cobro por tarjeta de crédito Stripe que se muestra como una solución económica y transparente para cobros con tarjetas de crédito. La comisión de Stripe es de 2.9% + 30 centimos de dólar por cada transferencia terminada con éxito, por lo que sólo pagas por lo que cobras. Por otro lado MoonClerk lleva asociado un gasto mensual que va desde 9$ y que va incrementando conforme aumentas tu volumen de ventas al mes. Otras ventajas de usar MoonClerk es que te crea las facturas para tus clientes, pasarela de pago amigable para una amplia gama de dispositivos, no necesitas desarrollar nada para hacerla funcionar, la pasarela puede ser personalizada para que sea igual que nuestras webs y no haya un cambio brusco cuando el cliente se diriga a la pasarela y por supuesto todo en un modo muy seguro. Uno de mis objetivos este 2013 es crear un SaaS (Software as a service) por lo que este proyecto lo tendré en cuenta a la hora de valorarlo como una posibilidad.

Otro muy interesante que cobra en cualquier moneda y hace factura en función del país de tu cliente por el tema de impuestos es FastSpring otra de las opciones por las que me estoy decantando, aunque sus comisiones son fuertes: 8.9% o 5.9% más $.95 por transacción.

Otras posibilidades que estoy barajando son el conocido PayPal aunque se lleva bastantes comisiones sobre todo si usas una moneda diferente al dólar.

Y por último Recurly, el precio es de 1,25% + 0,25$ por transacción el más bajo de todos pero pagas una tasa mensual de 69$ que para volumenes bajos es una tarifa un tanto cara, está más orientado al mercado de Estados Unidos, aunque acepta también clientes de la Unión Europea.

Si conoces otros sistemas coméntalos :).

 

You may also like...

  • Alberto

    ¿Y qué hay de Google Wallet?